CONOCE TUS ZAPATOS

En Z&D trabajamos cueros de curtidos nobles, resistentes, suaves y dóciles que dejan ver su desgaste a lo largo del uso y tiempo. El cuero es un material natural que va desnudo, no permanecerá intacto: su apariencia se modificará con el clima al que esté expuesto, su color perderá intensidad y su textura se ablandará en uso al caminar. Si reciben líquidos éstos dejarán marcas en él.

El producto es natural y en adelante dependerá de quién lo lleve, se producirá una evolución propia, personal.

Algunos usuarios aman ver y ser parte del proceso de abrasión que imprime carácter y memoria a su producto, mientras otros hacen lo posible para mantenerlo intacto el mayor tiempo posible.

Cualquiera sea su preferencia, proteger y acondicionar son sin duda excelentes formas de preservar la calidad del producto y sumarle tiempo de vida.

Para porteger tus Z&D utiliza protectores especiales para el cuidado de calzado. Así se resguardan de los elementos ambientales. Sin embargo debes cuidarlos de la lluvia ya que ésta dejará sus marcas en la superficie.

Si quieres mantener tu producto de forma profesional llévalos periódicamente a una reparadora de calzado que sea de tu confianza. Si prefieres hacerte cargo tu mismo sigue nuestra guía poniendo especial cuidado en el tipo de cuero que quieres tratar.

 

GUIA DE CUIDADOS

Recuerda que tus zapatos están a tu disposición al caminar y debemos recompensarlos por ello.

1.         Ponte tus zapatos con delicadeza y utiliza un calzador si es posible. Así conservarán su forma en el talón.

2.         Evita usarlos por mas de dos días seguidos ya que el cuero necesita descansar y respirar.

3.         En caso de mojarse la superficie seca con un paño seco y rellena el zapato con papel para evitar que la humedad cause estragos en la forma. Debes secarlos naturalmente sin acercarlos a fuentes de calor dircta ya que resecarán la piel.

4.         Las suelas de cuero se expanden cuando reciben exceso de humedad o se mojan. Evita estas condiciones los primeros días de uso. Si eventualmente la suela se moja deja que se seque de forma natural y lenta, lejos de la luz del sol o calefactores.

5.         Es importante elegir productos de limpieza de calidad y aplicar según el tipo de cuero de cada zapato.

 

6.         Consérvalos en bolsas de algodón o bien en la caja que se entregó con ellos para que el calzado respire y se proteja de la humedad.

No olvides desabrochar tus cordones antes de quitarlos y evitarás deformar tu producto.

 

Si tienes dudas porfavor escribeme al info@zdmakers.com y te asistiremos lo mas pronto posible.